Chema Madoz

AXE04actIlo3eqf75i2DKkyBo1_500Esta mañana de domingo, mientras limpiaba la cocina, escuché en la radio que el cartel anunciador del Carnaval organizado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para este año, era una obra original de Chema Madoz.  Aún antes de conocer el cartel, pensé que la elección del fotógrafo era muy adecuada. La esencia del carnaval es  el disfraz, es decir, poder ser otro, mostrarnos con otra apariencia . La obra de Chema Madoz siempre ha jugado con esta paradoja, mostrar los objetos en una realidad diferente. En sus fotografías juega con los resquicios de la percepción para proponernos una visión discrepante y también irónica de objetos cotidianos y familiares. Objetos que de repente viven una vida distinta y sorprendente, como si se nos mostraran desde el otro lado del espejo donde la lógica responde a otras 1274873985_extras_ladillos_1_0leyes y una horquilla del pelo se convierte en un ojo con lagrima,
o dos lapices sobre un
estante en la imagen perfecta de un cartabón.
Y esa otra apariencia que Madoz les encuentra a los objetos también parece tener su propia lógica, por que después de verlos en sus fotografías acabamos preguntándonos ¿Como no me había dado cuenta antes?

Cuando leí El cerebro nos engaña de  Francisco J. Rubia (Ed. Temas de Hoy, 2000) me sorprendió  la tesis que sostiene el autor respecto a que la realidad que percibimos es un constucto  de nuestro cerebro para adaptarnos al entorno. Podemos decir, por lo tanto, que la realidad que conocemos es el disfraz que, inconscientemente, ponemos al mundo, Chema Madoz juega, con mucho acierto, a cambiar ese disfraz.

B10Y respecto al cartel de carnaval, ha colocado sobre una calavera que seguirá eternamente riendo, un disco sierra-yelmo que nos recuerda al Quijote, el mayor mito de la cultura hispana.

A mi me recuerda -disculpadme si hoy me siento pedante- el texto que aparece en el libro de Omar Calabrese: Como se lee una obra de arte (Catedra, 1993) sobre la pintura de Holbein,   Los embajadores.

Como resumen de la “lectura” del cuadro propone que la verdad y la falsedad no existen, al menos en  esta dimensión y que el arte no es más que representación y artificio, que la

descargarealidad

aparente del cuadro es solo simulacro mientras la anamorfosis de la calavera, ese objeto irreconocible a primera vista, r

epresenta justamente la idea de la muerte como verd

ad que sobrepasa la apariencia y el engaño de la pintura

.

Y para terminar, para conocer mejor al artista os recomiendo el documental “Chema Madoz: Regar lo escondido”que se emitirá mañana diez de febrero en La 2 de TVE (23:30)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s