El nomadismo como forma de arte

1374173_562884273779161_461069928_nDurante el pasado mes de octubre ha permanecido abierta la exposición de grabados de la artista  Nadia Devonish en el espacio La Gramola de Benimaclet (Valencia). En esta ocasión ha reunido una serie de estampas realizadas con Xilografía y Punta Seca  en las que predomina como tema el autorretrato. La artista dirige el foco sobre su propio rostro del que sobresale la mirada melancólica y enigmática,  sobre él vemos reflejados, como en una superficie absorbente, elementos del entorno, vestigios casi insignificantes del paisaje que la envuelve convertidos en sombras del recuerdo.
Nadia ha vivido, desde niña, una existencia errante que la ha llevado por diferentes países, con el consiguiente trastorno de los referentes que construyen el propio espacio  cultural y social con el que nos identificamos: familia, amigos, costumbres, paisaje….  Esta necesidad de superar reiteradamente un implacable proceso de adaptación a diferentes entornos culturales ha provocado en la artista el lógico interés por analizar los resortes que entran en juego en la construcción de la propia identidad.tumblr_mu2el9nuKS1sk5zhno1_1280
Se dice que somos como nos ven los demás. Sin duda el reflejo que nos devuelven los otros también va conformando esa cosa que llamamos personalidad. Y por supuesto el paisaje, la dieta, las creencias establecidas. A casi todos nos preocupa encontrar nuestro lugar en el mundo, formar parte de algo y reconocernos en eso. Por esta razón admitimos  las convenciones sobre identidades sociales: en los fríos países del norte las gentes son introvertidas, estrictas y ahorradoras y en el cálido sur somos alegres, extrovertidos y adictos a la fiesta; tendemos a ser respetuosos con los protocolos religiosos aceptados como costumbres sociales aunque vivamos en un país aconfesional, defendemos los colores de nuestro equipo o vestimos de acuerdo con el patrón social que nos corresponde. Habitamos la costumbre.

tumblr_mu2afghmwg1sk9k21o1_r1_1280Sospecho que Nadia, en cambio, ha acabado por asumir el nomadismo como forma de vida haciendo del desarraigo una virtud, convirtiendo casi en  obsesión el no quedarse quieta. Pero lógicamente esto la obliga a reflexionar sobre la propia identidad y sobre la relación con los demás y con el lugar que habita temporalmente en cada nuevo traslado. Y sobre todo  qué deja y  qué se lleva cada vez que se marcha, como será recordada, que huella permanecerá.  Los grabados que forman esta exposición están realizados en “tránsito”, la mayoría durante  su estancia temporal en Italia. Con trazos sueltos pero intensos y juegos de contrastes bien armonizados la artista recrea una suerte de simbiosis entre la piel y el entorno,  un proceso de intercambio por el que quedan adheridos en la piel  emborronados detalles del papel pintado que cubre la pared. Y puede que la sombra de Nadia proyectada sobre la misma pared también  deje una huella  imperceptible pero indeleble.tumblr_mu2adq7lkL1sk9k21o1_1280


Anuncios

Un pensamiento en “El nomadismo como forma de arte

  1. Pingback: Articulo sobre Inside/Outside de Boro Mano Rodero | Art

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s